Disfruté en el momento, sin embargo me sentí expuesta, me pidió un vídeo, así­ como nunca me gustó, por motivo de que nunca quería que quede registro”

Disfruté en el momento, sin embargo me sentí expuesta, me pidió un vídeo, así­ como nunca me gustó, por motivo de que nunca quería que quede registro”

Malena probó el sexting por primera ocasión permite varios años de vida en la trato a distancia. “Descubrí un universo, el disponer en términos, verbalizar los actos, los escenarios, interrogar qué tienes Ya, en qué lugar te estás tocando, qué me harías, cómo te gustaría que lo lleve a cabo. Todo eso, te permite conocerte desde otro aspecto, por motivo de que nunca necesariamente te fascina lo mismo por chat que en el sexo presencial”.

Durante la cuarentena, el sexting le sirvió igual que la alternativa sobre coincidencia. “Después de chatear dos días, hicimos una citación virtual.

Leer más