Camino sub siguiente, me asuste y cerre la app que adolescente nona que goza de miedo a todo.

Camino sub siguiente, me asuste y cerre la app que adolescente nona que goza de miedo a todo.

Evidente no me iba a dejar vencer y mi padecimiento pudo mas que mi moral, asi que segui hurgando a Tinder y cuando menos pense, en menos de 3 semanas tenia mas sobre 100 varones con las cuales podria partir o tener la cita, pero en realidad, solo escribia con diez, sobre las cuales con cinco no pasaba del “hola”, “?como estas?”, asi­ como de los otros 5 contactos vi?lidos, con 3 habia compartido numero telefonico o la red social.

Si hubo quienes eran mas elaborados en el momento de pedirme una noche de copas, la noche loca, otros sobre plano se iban a la segura y no ha transpirado me aclaraban que nada de romance y pura actividad.

La verdad me dio panico y no ha transpirado en un mes de existir descargado la app, la elimine sobre mi celular.

Leer más